El estrés y la fertilidad

El estrés y la fertilidad

Salvando las distancias, está demostrado que el estrés es uno de los principales causantes de los fracasos en los tratamientos de reproducción en animales en cautiverio (mejora de raza, peligro de extinción, etc... )Éstos sufren estrés básicamente por el confinamiento al que están sometidos.
 
La especie humana (recuerda que sómos animales con ropa) no se libra del estrés por diversos motivos. Diríamos que es la especie con mayor nivel de estrés.
 
Si además añadimos el estrés provocado por los tratamientos de fertilidad, relaciones programadas, fecundación invitro, inseminaciones, analíticas, resultados negativos, etc.... el nivel de estrés psicológico puede superar niveles similares al duelo por la pérdida de un ser querido.
 
En este capítulo vamos a repasar los distintos factores estresantes, sus consecuencias y cómo contrarestarlas para conseguir mejorar las posibilidades de éxito en nuestro objetivo: lograr el embarazo.