Frutas del bosque para proteger los espermatozoides

Frutas del bosque para proteger los espermatozoides

En lenguaje común, se llaman frutas del bosque a las frutitas pequeñas, dulces (o ácidas), jugosas e intensamente coloreadas sacadas de arbustos silvestres. El contraste con los colores de fondo, las frutas del bosque son más atractivas a los animales que las ven, ayudando a la dispersión de las semillas de la planta. La mayoría de las bayas silvestres son frutas del bosque comestibles, pero se debe tener cuidado porque algunas son venenosas. Sus fuertes colores son pigmentos sintetizados por la planta.
 
Algunas investigaciones han descubierto propiedades medicinales de los polifenoles pigmentados, como flavonoide, antocianina, tanino y otros fitoquímicos localizados principalmente en la piel y semillas. Muchos frutas del bosque tienen pigmentos antioxidantes y una alta capacidad de absorción de radicales de oxígeno ("ORAC") entre alimentos vegetales.
 
Tanto los arándanos como las zarzamorasgrosellas y fresas están enriquecidas con vitamina C y otros fitonutrientes.
 
Son poderosos antioxidantes y protegen tanto a los espermatozoides como a los óvulos de daño celular.
 
La vitamina C es el mejor tónico para el esperma; aumenta su cantidad, movilidad, además de protegerlo de apelmazamiento en grumos y defectos genéticos.