Se encuentra usted aquí

Biopsia del embrión para DGP

Biopsia del embrión para DGP

El diagnóstico genético preimplantacional (DGP) nos permite conocer el estatus cromosómico o genético del Embrión. Existen distintos tipos de análisis en función del estudio que queramos realizar. Si lo que deseamos es analizar los cromosomas del embrión por un aumento del riesgo de aneuploidías embrionarias se realizará un PGT-A. Por otro lado, si alguno de los progenitores es portador de un Cariotipo alterado por alteración estructural (translocación) se realizará un PGT-S. Y en último lugar, si alguno de los progenitores es portador de alguna enfermedad monogénica (enfermedad genética que afecta a un gen) se realizará un PGT-M.

Cualquiera de estas tres situaciones requiere la biopsia del embrión para determinar si éste es cromosómicamente equilibrado en los dos primeros casos (PGT-A y PGT-S), o si es portador del gen mutado en el tercer caso (PGT-M). Una vez que decidimos analizar el embrión deberíamos valorar diferentes aspectos de la Biopsia.

  1. ¿Qué es mejor biopsiar en día 3 o en blastocisto (día 5-6)?
  2. ¿Puede dañar el embrión y reducir le probabilidad de embarazo?
  3. ¿Qué sucede si todas las biopsias son negativas?
  4. ¿Cuánto tiempo tarda el resultado?
  5. ¿Qué sucede con los embriones de buena calidad que no se transfieren?

¿Qué es mejor biopsiar en día 3 o en blastocisto (día 5-6)?

 Históricamente, el cultivo hasta fase de blastocisto era un proceso anecdótico en los laboratorios de fecundación In Vitro (FIV). De hecho, las transferencias no se realizaban en días avanzados (día 5 y 6) por la potencial pérdida de embriones viables durante el cultivo.

 Actualmente, el cultivo hasta la fase de blastocisto es un proceso de rutina en los laboratorios de FIV y gracias a la mejora en los medios de cultivo y los sistemas de incubación, las condiciones a las que se encuentra el embrión hasta día 5 y 6 son óptimas. Además, el cultivo hasta fase de blastocisto nos permite seleccionar embriones de mayor potencial. Existe un paso crítico de día 3 a día 4 en el que el embrión debe activar su genoma y no todos los embriones son capaces de hacerlo, bloqueando su desarrollo en estadio celular

Llegado a este punto, se valora que sería mejor para el embrión, si biopsiar en día 3 todos los embriones disponibles o en día 5-6 aquellos que alcanzan la fase de blastocisto. La comparativa entre ambos métodos nos hará tomar una decisión:

¿Puede dañar el embrión y reducir le probabilidad de embarazo?

 La biopsia en día 3 se realiza sobre el embrión en 6-8 células. A este embrión se le quitará 1 o 2 células para su análisis. Este hecho hace que disminuya el potencial del embrión ya que le quitamos una proporción de células muy grande (1 de 6 ó de 8 células totales en el mejor de los casos).

La biopsia en día 5 ó 6 se realiza sobre un embrión diferenciado en masa celular interna (MCI) y trofoectodermo (TE), contiene alrededor de 200 células, se le quitarán aproximadamente 4 células del TE, una proporción muy pequeña (4 de 200) que no reduce el potencial del embrión y que nos permite mantener la MCI (futuro bebé) intacto.

Diversos estudios han valorado el efecto de la biopsia en día 3 y en día 5/6 observándose un efecto negativo cuando se biopsiaban los embriones en estadio celular. Por lo tanto, la biopsia en día 5 o 6 NO afecta al desarrollo embrionario y la Implantación, mientras que la biopsia en día 3 reduce su potencial implantatorio.

¿Qué sucede si todas las biopsias son negativas?

Hemos visto que en la biopsia en día 3 se obtiene una célula del embrión y ésta se analiza en el laboratorio de biología molecular para obtener un diagnóstico. El hecho de tener una única célula hace que la poca cantidad de material genético sea un factor limitante pudiendo tener como resultado embriones sin información.

La biopsia en día 5-6 nos permite obtener un número de células 4 veces mayor, con lo cual, la cantidad de DNA de partida para el diagnóstico es mucho mayor permitiendo obtener información de un mayor número de embriones. Aun así, es posible que tengamos embriones sin diagnóstico o no informativos, pero en un porcentaje muy bajo (5%).

Además, y en función de la causa por la cual se necesita realizar un DGP, es posible que, de todos los embriones analizados, sólo tengamos embriones aneuploides (alterados cromosómicamente) o portadores de enfermedad. Llegados a esta situación nada deseada, no es posible realizar la transferencia embrionaria.

¿Cuánto tiempo tarda el resultado?

Las técnicas de diagnóstico han mejorado notablemente. Para cualquiera de las técnicas de diagnóstico (PGT-A, PGT-S o PGT-M) se requiere una amplificación de DNA y posterior análisis, en algunos casos es posible tener en diagnóstico en 24 horas, pudiendo biopsiar los embriones en día 5 y transferirlos al útero materno en día 6 de cultivo embrionario. El inconveniente principal es que no todos los embriones son biopsiables en el mismo momento, ya que cada uno tiene una velocidad de división, no pudiéndose biopsiar a la vez. Pero gracias a la mejora en las técnicas de vitrificación embrionaria, con tasas de supervivencia cercanas al 100%, la Vitrificación tras la biopsia embrionaria es la estrategia dominante, permitiendo realizar un análisis de todos los embriones posibles en el mismo tiempo, y una vez obtenido el diagnóstico y comprobado la presencia de embriones transferibles, proceder con la transferencia del embrión seleccionado.

¿Qué sucede con los embriones de buena calidad que no se transfieren?

Una vez los embriones han sido biopsiados, si han sido vitrificados, permanecerán criopreservados hasta que la pareja decida su destino según marca la Legislación española en vigor. Si los embriones han sido biopsiados y diagnosticados en 24 horas, hemos transferido el embrión de la cohorte con mayor potencial y tenemos embriones viables excedentes en día 6, éstos serán vitrificados siguiendo los supuestos de la legislación española vigente (foro 7/05/2019: tengo embriones congelados ¿qué puedo hacer con ellos?)

Tras valorar la comparativa entre las biopsias en día 3 y día 5-6, y conocer las ventajas que nos ofrece la vitrificación embrionaria, podemos contestar a la primera pregunta ¿es mejor biopsiar en día 3 o en blastocisto (día 5-6)? no cabe duda de que la biopsia en fase de blastocisto presenta mejoras tanto en el cuidado del embrión como en la fiabilidad del diagnóstico respecto a la biopsia en estadio de células. Un buen ejemplo de esta situación es que los centros que han incorporado satisfactoriamente la biopsia en fase de blastocisto han visto mejorados sus resultados de forma notoria en los ciclos de DGP.

Dra. Dori Rodríguez, embrióloga en Instituto Bernabeu.

Centro relacionado: