Tiempo de lectura
3 minutes
Leído

El 62% de las españolas acude a revisiones de forma regular

Enero 10, 2019 - 11:13
0 comments
La salud es una prioridad para la mujer española: frente a las demás europeas acude a más controles médicos.
El 62% de las españolas acude a revisiones de forma regular

Las españolas están concienciadas con la salud. Llevan un ritmo de vida saludable, se realizan pruebas y controles médicos y acuden a los profesionales cuando lo necesitan, aunque anteponen las necesidades de su familia a su salud. Las mujeres españolas, junto con las portuguesas, se consideran felices y son las que muestran un mejor equilibrioentre vida familiar, laboral y personal de Europa occidental, según los datos del Informe de Bienestar de la Mujer, elaborado por la consultora Kantar Millward Brown, bajo el patrocinio de la farmacéutica Gedeon Richter, que se ha presentado en Madrid y que, según han explicado Miklós Auerbach y Rosa Vázquez, director general en Gedeon Richter Ibérica y directora de la Unidad de Ginecología de la citada compañía, respectivamente, ha contado con la participación de 7.000 mujeres, con edades comprendidas entre los 16 y los 59 años, de siete países europeos: Francia, Alemania, Italia, Portugal, España, Suecia y Reino Unido.

La preocupación de las mujeres españolas por su salud es un hecho evidente. No en vano, “el 62 por ciento de éstas pasan exámenes médicos de forma regular, porcentaje visiblemente mayor que el resto de las europeas occidentales. Más del 50 por ciento de las españolas de entre 21 y 28 años llevan a cabo estos exámenes y, a medidas que se avanza en edad, con más frecuencia”, indica Ana Calderón, presidenta de Las Mujeres Nos Movemos, quien apunta que, “posiblemente, la concienciación de las instituciones públicas y privadas en España sobre la importancia de mantener la salud haya contribuido a ello de forma significativa”.

Luces y sombras

No obstante, estos positivos datos también se acompañan de sombras que afectan al 50 por ciento de la población occidental, considera Ana Bujaldón, presidenta de la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (Fedepe). “La mujer europea vive un promedio de diez años más que el hombre, pero, según la Organización Mundial de la Salud, lo hace con peor salud. Hay que avanzar en esta área haciendo hincapié en la salud con un enfoque de género”.

Un dato curioso que se desprende del estudio es que españolas y portuguesas se proclaman las más felices y equilibradas de las mujeres europeas, aun a pesar de que en sus respectivos países “las tasas de paro femenino son más elevadas que en el resto de los países analizados: un 17 por ciento frente a un 12 por ciento. En lo que se refiere a salarios, el 16,2 por ciento de las europeas siguen ganando menos que los europeos”.

En el sector de la salud también existen desequilibrios, explica Bujaldón: “El 50 por ciento del personal médico es femenino, pero sólo el 27 por ciento ocupa puestos directivos. De la misma forma, la inclusión de la mujer en ensayos clínicos es también desigual e insuficiente, lo que dificulta datos concretos sobre la salud de la mujer”. En cualquier caso, la presidenta de Fedepe considera que “encontrar el antídoto contra la desigualdad por motivos de género es la clave para el bienestar, no sólo de la mujer sino de la sociedad en su conjunto”.

Anticoncepción

El análisis de Gedeon Richter indica los aspectos médicos que más preocupan a las mujeres y que claramente se relacionan con su edad: anticoncepción, síntomas premenstruales y ginecológicos, Embarazo, Infertilidad y Menopausia. Paloma Lobo, del Hospital Infanta Sofía, de San Sebastián de los Reyes, en Madrid, y presidenta de la Sociedad Española de Contracepción (SEC), ha señalado que en España la anticoncepción más conocida se centra en el preservativo, la píldora anticonceptiva y el anillo vaginal, siendo el preservativo, en un 40 por ciento, y la píldora anticonceptiva, un 22 por ciento, esta última sobre todo en mujeres de entre 21 y 28 años, los más usados. En Europa, la píldora se sitúa en primer lugar seguida del preservativo. No obstante, la quinta parte de las mujeres más jóvenes no usa anticoncepción, “grupo en el que se debe hacer más hincapié”. Lobo también ha destacado que, a pesar de que el 75 por ciento de las usuarias de la píldora anticonceptiva dice sentirse contenta con este método, en España “sigue observándose una ‘hormonofobia’, hecho que se reproduce en casi todos los países del sur de Europa, a excepción de Portugal”.

Miomas e infertilidad

Los miomas, el segundo tumor benigno más frecuente en la mujer, afectan al 24 por ciento de las españolas, aunque sólo un 10 por ciento obtiene un diagnóstico médico específico, hecho que limita su vida diaria por la sintomatología que ocasiona, explica Ignacio Cristóbal, vicepresidente de la Sociedad de Ginecología y Obstetricia. La infertilidad, sobre todo la yatrogénica, es muy prevalente y “preocupa a las españolas en edad fértil más que a la media europea. Sin embargo, casi la mitad de las mujeres que presentan infertilidad no consultan ni buscan ayuda de un profesional médico para propiciar la concepción”, detalla José Luis Gómez Palomares, secretario general de la Sociedad Española de Infertilidad.

Menopausia

Al 16 por ciento de las mujeres en España, sobre todo a las de entre 46 y 59 años, frente al 14 por ciento de las europeas, les preocupa la menopausia sintomática, que es intensa en un 50 por ciento de las mujeres, porcentaje similar al resto de Europa. Un 70 por ciento con sintomatología severa busca consejo médico, pero sólo un 4 por ciento toma terapia hormonal sustitutiva (THS), un dato que Esther de la Viuda, del Hospital Universitario de Guadalajara, considera “alarmante, cuando las terapias son eficaces y seguras, con nuevas vías de administración, avaladas en sus guías por sociedades científicas y cuyos beneficios superan claramente a los potenciales riesgos”. Es la herencia de estudios anteriores que “han rectificado sus datos, pero no sus errores”.