El centro gaditano incorporó en 2009 las técnicas avanzadas de reproducción asistida mediante fecundación in vitro (FIV)

La Unidad de Reproducción Humana Asistida del Hospital Universitario Puerta del Mar de Cádiz realiza una media de 350 ciclos de fecundación in vitro (FIV) al año gracias a la labor conjunta de las unidades de Laboratorios Clínicos, dirigida por María Ángeles Bailén, y de Atención Integral a la Mujer, cuyo responsable es Rafael Torrejón.
El centro gaditano incorporó en 2009 las técnicas avanzadas de reproducción asistida mediante fecundación in vitro (FIV)

El centro gaditano incorporó en 2009 las técnicas avanzadas de reproducción asistida mediante Fecundación In Vitro (FIV) y la inyección intracito-plasmática de esperma (ICSI), de lo que se han beneficiado desde entonces más de mil parejas de la provincia que han evitado el traslado a otros hospita-les andaluces para acceder a estos tratamientos.

Como resultado de la realización de los 350 ciclos FIV anuales, el hospital gaditano mantiene una tasa de Embarazo del 40%, “muy por encima del nivel aceptable en cuanto ciclos FIV”, según han asegurado los directores de la unidad. En este sentido, mediante la mejora de los protocolos de las técnicas de Criopreservación o Vitrificación realizadas en el laboratorio de FIV, tanto de Gametos, Espermatozoides y ovocitos, como de preembriones, se ha conseguido casi igualar la tasa de embarazo en transferencias de embriones congelados (TEC) a la conseguida en transferencias de embriones en fresco sin vitrificar.

Ello repercute especialmente en pacientes jóvenes con alta respuesta al tratamiento de estimulación hormonal, a las que se recomienda no transferir en fresco por el riesgo de desarrollar Síndrome de Hiperestimulación Ovárica (SHO).

La Unidad de Reproducción Humana Asistida del Puerta del Mar, que forma no sólo a futuros especialistas del hospital gaditano, sino también a residentes de otros centros del país que solicitan la rotación en este dispositivo asistencial, cuenta con un nivel de satisfacción de los pacientes muy elevado; de hecho, los directores de las unidades implicadas han relatado que “nos hacen partícipes de su alegría cuando tienen a sus hijos y la mayoría suele tener la deferencia de traerlos para que los conozcamos y nos dejan sus fotografías, con lo que nuestra labor se ve doblemente recompensada, en el aspecto científico y en el aspecto humano”.

FIV-ICSI

La fecundación in vitro (FIV) es una técnica por la cual la fecundación de los ovocitos por los espermatozoides se realiza fuera del cuerpo de la madre; se trata del principal tratamiento en casos de Esterilidad masculina severa y se suele utilizar cuando otros métodos básicos de reproducción asistida no han tenido éxito. El tratamiento implica el control hormonal del proceso ovulatorio de la mujer, extrayendo los ovocitos de los ovarios maternos, para permitir que sean fecundados por los espermatozoides en un medio líquido. El Ovocito fecundado (zigoto) se transfiere entonces al útero de la paciente con la intención de iniciar un embarazo.

Por su parte, la inyección intracitoplasmática de esperma (ICSI) es un desarrollo mejorado y asociado a la FIV, que permite inyectar directamente un espermatozoide en el ovocito utilizando técnicas de micromanipulación; se utiliza cuando los espermatozoides tienen dificultades para penetrar en el ovocito, y en ese caso, se puede utilizar esperma del compañero o de un donante. La ICSI también se utiliza cuando el recuento de espermatozoides es muy bajo.

La sanidad pública ofrece, además, técnicas específicas de reproducción asistida para las que existen hospitales de referencia. Es el caso de las técnicas avanzadas de fecundación in vitro, microinyección, Biopsia testicular, para las que el Puerta del Mar es centro de referencia en la provincia, o el Diagnóstico Genético Preimplantatorio, que se realiza en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.