El ministerio excluirá a las mujeres "solas" y bajará de 40 a 38 años la edad límite para tratamientos de fertilidad

El ministerio prevé ahorrar 54 millones con estos recortes y otros 11 en planes de prevención de cáncer de mama y colon, y de consejo genético. Excluirá a las mujeres solas y bajará de 40 a 38 la edad límite para terapias de inseminación artificial
El ministerio excluirá a las mujeres "solas" y bajará de 40 a 38 años la edad límite para tratamientos de fertilidad

Los recortes sanitarios no cesan. Primero fue el copago farmacéutico en función de renta y la retirada de la gratuidad en las medicinas para los pensionistas. Más tarde llegó, de la mano de la reforma sanitaria, la desaparición de la atención universal y la entrada en vigor de más copagos sociosanitarios.

El caso es que ahora parece haberle tocado el turno al catálogo de prestaciones sanitarias, un compendio amplísimo de servicios por el que se deben regir todas las comunidades y que se mantiene (o se mantenía) inalterable desde los tiempos del Insalud, hace más de una década. Bajo el argumento de unificar criterios entre los diferentes servicios de salud autonómicos, máxime en tiempos de crisis, el Ministerio de Sanidad ha decidido «poner orden» restringiendo y delimitando el acceso a determinados tratamientos y terapias.

Las técnicas de reproducción asistida son las que se llevan la peor parte porque el departamento que dirige Ana Pastor endurecerá los criterios de utilización. 
Según recoge el ’Proyecto de orden por la que se concreta y actualiza la cartera común básica de servicios asistenciales del Sistema Nacional de Salud’ colgado en la web del ministerio y remitido a las comunidades autónomas, la Fecundación In Vitro quedará limitada solo a mujeres con pareja. Sanidad exigirá que las pacientes que se sometan a este tipo de técnicas hayan sido diagnosticadas previamente como ’estériles’, entendiendo como tal «la ausencia de consecución de Embarazo tras un mínimo 12 meses de relaciones sexuales con coito vaginal sin empleo de métodos anticonceptivos», reza el texto de la propuesta.

Eso significa que las mujeres solas o las que tengan pareja del mismo sexo quedarán excluidas de los tratamientos de reproducción asistida que financie la sanidad pública.
El ministerio también modificará la edad límite de las mujeres. Hasta ahora, todos los tratamientos, bien sean de inseminación artificial mediante el uso de Semen de la pareja o de donante; de fecundación in vitro, o Donación de óvulos, se ofrecían a mujeres de hasta 40 años. Sin embargo, cuando entren en vigor las actualizaciones, la edad límite estará por debajo de los 40. En el caso de la inseminación artificial será todavía más bajo, ya que la mujer no podrá pasar de los 38. La edad del hombre se mantiene en los 55.

Con todos estos cambios, Sanidad confía en ahorrar 53,7 millones de euros. Los tratamientos de fecundación de la cartera común básica solo se autorizarán con fines terapéuticos o preventivos y en determinadas situaciones especiales para las que tendrá que dar el visto bueno la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida (caso de diagnóstico genético preimplantacional o selecciones de embriones).
De 739 a 5.097 euros por ciclo

El coste de este tratamiento varía en función de si se realiza a través de la forma clásica (unos 739 euros el ciclo) o mediante técnicas de micromanipulación para la inyección intracitoplasmáica de Gametos (unos 3.897 euros), a los que hay que sumar los 1.200 euros que cuesta la medicación. De este modo, y teniendo en cuenta que de los 40.252 ciclos llevados a cabo en 2010 en España, el 14% de los realizados para la obtención de gametos propios y el 61,2% de los destinados a la recepción de ovocitos de donante eran para mujeres con más de 40 años, se dejarían de financiar más de 9.300 ciclos, por lo que el ahorro ascendería a 47,1 millones.
A este ahorro hay que sumar los 2,5 millones que se dejarían de pagar al limitar la inseminación artificial a mujeres menores de 38 años.

En este proyecto de orden ministerial también se calcula el ahorro que se conseguirá al unificar los criterios de aplicación del diagnóstico genético preimplantacional (3,9 millones) y el Lavado de Semen (240.617 euros). También se ajustarán los criterios para los planes de prevención de cáncer de mama y de colon, además del de consejo genético. Ahí la contención estimada será de 11 millones de euros.