Se encuentra usted aquí

Españoles en Ucrania denuncian un "nuevo colapso" de inscripciones de bebés por gestación subrogada en el Consulado

Españoles en Ucrania denuncian un "nuevo colapso" de inscripciones de bebés por gestación subrogada en el Consulado

Al menos 80 parejas de españoles denuncian un nuevo "cuello de botella" en el Consulado de España en Kiev por el retraso de las inscripciones de sus bebés por gestación subrogada en el Registro Civil. El pasado verano, centenares de familias se vieron "atrapadas" en esta misma situación administrativa, que acabó descongestionándose.

Ana y Fernando son algunos de los afectados por esta situación que califican de "desesperante". Según cuentan a Europa Press, su hija nació el 19 de diciembre y la Embajada les ha citado para inscribirla el 18 de marzo. A estos tres meses hay que sumar las "dos o tres semanas" que tarda en llegar por valija diplomática el pasaporte español para la pequeña.

"Tenemos visado de 90 días y llegamos el pasado 7 de diciembre. Nos va a caducar y nos vamos a quedar de ilegales porque a la niña no la podemos abandonar", apunta Ana, que advierte de que esta situación se agrava en los casos de familias con bebés prematuros o enfermos que necesitan una atención médica más especializada en España, además de alterar a todos el calendario vacunal.

La espera es además un problema para muchos padres y madres porque este tiempo excede al solicitado en sus respectivos trabajos. Fernando, de hecho, tiene un permiso en su empresa de algo más de dos meses tras juntar las vacaciones de dos años, pero que es "insuficiente" ante las demoras de la Embajada. También hay padres con enfermedades crónicas y medicación específica a la que no tienen acceso en Ucrania.

Ana y Fernando forman parte de un grupo de 25 parejas de españoles denominado 'Citas Consulado', que ha logrado reunirse con el cónsul español tras enviarle un escrito. Según cuentan, durante el encuentro "mostró buena voluntad" pero también les informó de que el personal se había reducido en los últimos meses. De hecho, las citas para inscripciones de bebés sólo se atienden dos días por semana y frente a los cinco de hace meses.

El pasado verano, cientos de parejas también denunciaron que se encontraban atrapadas en este país por los retrasos en la inscripción de menores nacidos por gestación subrogada. Se trata de una práctica ilegal en España, pero a la que recurren cada año más de un millar de familias en países donde si está regulada, como es el caso de Ucrania. Además, el proceso en ese país es más económico que si se lleva a cabo en Estados Unidos o Canadá.

Organizaciones como Son Nuestros Hijos denunciaron que este colapso coincidía con la llegada al Gobierno del PSOE, que se ha manifestado contrario a esta práctica de subrogación alegando que supone la explotación del cuerpo de la mujer.

Además, acusó al Ejecutivo de "cambiar las reglas del juego a mitad de partida" al negar a estas parejas la inscripción de los bebés alegando que el nuevo Reglamento europeo de protección de datos impedía la prueba de AND a los bebés para demostrar la filiación paterna.

Hasta ese momento, las familias españolas que acudían a Ucrania para tener hijos mediante la subrogación solo debían demostrar la filiación del padre, que es el que aporta la carga genética, para obtener el pasaporte español provisional y poder registrar al niño como hijo de una relación extramatrimonial ante el Gobierno español. Después, la madre realizaba un proceso de coadopción en España.

El Ministerio de Asuntos Exteriores indicó en un comunicado que el tratamiento de este tipo de expedientes requiere de un "especial cuidado", después de que se denunciaran dos posibles casos de mala praxis médica asociada a los procesos de reproducción asistida, así como de casos de posible tráfico de menores.

Además insistió en desaconsejar el inicio de cualquier proceso de gestación subrogada en este contexto, una recomendación que Exteriores lleva haciendo desde 2016.

(EUROPA PRESS)