Tiempo de lectura
2 minutes
Leído

¿La implantación del óvulo puede causar pinchazos?

Septiembre 06, 2018 - 13:14
0 comments
¿La implantación del óvulo puede causar pinchazos?

Cuando estamos buscando el Embarazo, le prestamos especial atención a todas las señales que nos envía nuestro cuerpo y queremos saber si son indicativas de que hemos logrado la gestación. Uno de los síntomas que muchas mujeres presentan en los días cercanos a la Implantación del Embrión en el Endometrio son los pinchazos.

¿En qué consiste la implantación del óvulo?

Cuando hablamos de la implantación del óvulo fecundado, en realidad nos referimos al proceso mediante el cual el embrión se implanta o se adhiere en el endometrio, la capa de células que recubre el interior de la cavidad uterina. Es un paso imprescindible para lograr la gestación.

Para que sea posible la implantación, es necesario que haya determinados cambios estructurales y una comunicación muy precisa entre el embrión y el endometrio materno. Este proceso ocurre entre 5 y 7 días después de la Fecundación, cuando el embrión se encuentra en la fase de blastocisto.

Tengo pinchazos, ¿significa que ha habido implantación y estoy embarazada?

Entre los síntomas más frecuentes después de una transferencia embrionaria o de una inseminación artificial, encontramos los pinchazos abdominales. Este síntoma no debe ser un motivo de alarma, ya que es normal presentar estos pinchazos o ligeros dolores en la zona abdominal en los días cercanos a la implantación.

Pero… ¿Estos pinchazos son un indicativo de que se ha conseguido el embarazo? Lamentablemente, no podemos afirmar que estos pinchazos sean consecuencia de la implantación del embrión en el endometrio, ya que pueden ser debidos a muchas causas:

  • Implantación embrionaria
  • Cambios o crecimiento del endometrio
  • Medicación hormonal de los tratamientos de reproducción asistida
  • Punción folicular
  • Psicosomáticos
  • Molestias intestinales
  • Indicativos de que va a bajar la Menstruación próximamente

Por tanto, vemos que los pinchazos pueden deberse a la implantación, pero no podemos confirmar el embarazo únicamente por haber tenido este síntoma, porque puede tener otras causas. Por otra parte, también es importante tener en cuenta que si no se han sentido estos pinchazos, tampoco quiere decir que no se haya conseguido la gestación.

La única manera de confirmar que hay embarazo es mediante el análisis de la Hormona beta-hCG. Aquí te contamos en qué consiste este test: ¿Qué es y para qué sirve el análisis de la beta-hCG?

En el caso de estos pinchazos sean muy fuertes y no cesen, lo más recomendable será acudir al especialista para descartar que haya habido alguna complicación.

¿Qué otros síntomas se relacionan con la implantación?

Los pinchazos abdominales no son el único síntoma que se relaciona con la implantación. Algunos de los más frecuentes son los siguientes:

  • Somnolencia y cansancio.
  • Mareos y náuseas.
  • Senos hinchados y con mayor sensibilidad.
  • Dolor de cabeza y cambios de humor.
  • Retención de líquidos.
  • Problemas intestinales, como estreñimiento.
  • Sangrado de implantación.

Sin embargo, como ocurre con los pinchazos en la zona abdominal, presentar estos síntomas tampoco nos permite asegurar que haya habido embarazo ni nos tenemos que preocupar si no los tenemos.