Se encuentra usted aquí

Medio centenar de gallegas dan a luz en casa cada año, diez sin asistencia

Solo el 0,24 % de las madres prefieren no ir al hospital, como recomienda el Sergas
Medio centenar de gallegas dan a luz en casa cada año, diez sin asistencia

Miles de gallegos que superan los 40 nacieron en su casa. No era nada excepcional hace unas décadas. Ahora sí lo es, según los datos. Porque cada año, una media de 48 mujeres deciden dar a luz en su domicilio, según un análisis de los últimos años que ha hecho La Voz a partir de los datos del Instituto Nacional de Estadística. En el último año fueron 39 madres, pero no hay una tendencia clara: en el 2015 fueron 63 y en el 2008, 29. Pero sí se está lejos de los dos centenares que había a mediados de los noventa.

Son pocos niños los que vienen al mundo en el domicilio de sus madres. Si en el último decenio han dado a luz una media anual de 20.300 gallegas, un dato que siempre va descendiendo, las que optan por parir en casa son solo el 0,24 %.

Partos en Galicia fuera de un centro sanitario

Nada que ver con décadas atrás, cuando la asistencia sanitaria todavía no se había regulado. Hoy en día son muy raros los casos en los que una madre gallega no tiene acceso a un hospital si quiere. El Sergas recomienda esta opción porque, dice, «garante a seguridade das nais e dos nenos». Pero en realidad nada impide que una mujer dé a luz en casa, porque los consejos profesionales son solo consejos.

Pero son claros. Las matronas y los ginecólogos coinciden en advertir que el parto en casa solo se haga en casos de bajo riesgo -que no sea gemelar, que la madre no tenga patología, que el bebé esté de cabeza- y siempre con asistencia profesional, a diferencia de lo que ocurrió en Vigo el lunes, cuando falleció un niño durante un parto en un domicilio sin asistencia sanitaria.

El año pasado, diez madres dieron a luz en su casa sin asistencia y cuatro tampoco la tuvieron, pero estaban en otro sitio -la calle, un taxi...-. Otras 29 madres dieron a luz en su casa con asistencia sanitaria y 50 más tuvieron apoyo de un médico o enfermera fuera de casa y del hospital (en una ambulancia, por ejemplo).

El INE obtiene estos datos porque cuando se inscribe a los niños en el registro civil es obligatorio completar un boletín que indica dónde se produjo el parto y si había asistencia médica o no. No se especifica quién la dispensó, si un ginecólogo, una comadrona u otro.

Lo que está claro es que las gallegas optan por el hospital: 18.352 parieron en un centro sanitario el año pasado. En el resto de España no hay grandes variaciones, pero sí destaca Cataluña con más partos asistidos en casa: 412, que son el 0,63 % del total. En aquella comunidad existe una guía clínica para la intervención sanitaria en estos casos.

Las matronas y los ginecólogos piden que el Sergas elabore guías clínicas para el parto en domicilio

Tanto la Asociación Galega de Matronas como la Sociedade Galega de Obstetricia e Xinecoloxía consideran que el parto en casa debería regularse no con una ley, pero sí con guías clínicas o protocolos con criterios profesionales. «Si que nos gustaría que o Sergas fixese unha guía, como unha que existe en Cataluña», dice la presidenta de las comadronas. Isabel Abel apunta que, entre otras cuestiones, esa guía debería contar con «un protocolo de actuación en caso de traslado polo 061, para planificar o parto con garantías».

El presidente de los ginecólogos, Casimiro Obispo, insiste en recomendar el hospital para dar a luz, por razones de seguridad, pero dice también que estaría bien que el Sergas hiciese una guía clínica. «En ese caso, debe contar con nosotros», pide.

En cuanto al niño de Vigo, el juzgado autorizó ayer su enterramiento. Su incineración está prohibida por si se abre una investigación penal.