“Vale la pena absolutamente todo lo duro que es el proceso, y las veces que lo intentas y no sale el resultado esperado”

“Vale la pena absolutamente todo lo duro que es el proceso, y las veces que lo intentas y no sale el resultado esperado”

Sabemos que la mejor manera de conocer cómo es una experiencia en reproducción asistida es hacerlo de primera mano. Compartimos las experiencia en reproducción asistida que han vivido en su propia piel algunos de nuestros pacientes, en las que nos mostrarán sus sentimientos y palabras más sinceras.

Hoy tenemos el placer de presentarte a Victoria que, junto a Eugenia, son las mamás de Sofía. Nos cuenta que, cuando tomaron la decisión de ser madres, vinieron a conocernos y Victoria se hizo una inseminación artificial con Semen de donante masculino por la que se quedó embarazada a la primera de Sofía.

Tiempo después, volvieron a confiar en CREA para aumentar su familia porque, como ella dice: “Para mí CREA es como estar en mi casa, repetiría una y mil veces más, por todo el equipo, por cómo nos tratan, por cómo nos han ido dando soluciones…”.

Tras tres inseminaciones más con resultado negativo, a Victoria le empezaron a hacer pruebas para saber por qué no lograba quedarse embarazada como en la primera ocasión. Su endocrino descubrió que su tiroides no funcionaba bien y se la extirparon y, aunque pasado un tiempo lo volvieron a intentar, los análisis reflejaron que su Reserva ovárica era muy baja y, por ello, no pudo quedarse embarazada con sus propios óvulos.

Victoria y Eugenia tienen pensado volverlo a intentar en CREA para darle un hermanito a Sofía, en esta ocasión con donante masculino y femenino.

A continuación, te dejamos con su entrevista, en la que Victoria nos habla sobre su experiencia en reproducción asistida.

CREA: ¿Cuánto tiempo estuviste intentando formar una familia?

Victoria: “La primera vez tuvimos mucha suerte y en la primera inseminación me quedé embarazada. En las siguientes veces sobre unos cuatro años, pero ahora sin resultados positivos.”

C: ¿Sabías algo sobre reproducción asistida antes de recibir tratamiento?

V: “No mucho, la verdad, algunas amistades lejanas y algo en la televisión, pero de nadie muy cercano a nosotras.”

C: ¿Cómo ha sido tu experiencia en reproducción asistida?

V: “En el primer tratamiento fue todo un descubrimiento, todas las pruebas y análisis necesarios, era todo nuevo para nosotras, pero teníamos muchísima ilusión al ver que estábamos más cerca de nuestro sueño de ser mamás; los sentimientos eran nuevos también, de incertidumbre, de ver qué irá pasando.

Durante el tratamiento un poco igual que al principio, todas las sensaciones eran nuevas; a veces, era como estar en una nube constante y tuve muchos cambios debido a las hormonas, tanto psicológicamente como físicamente. En todo el momento de todos mis tratamientos, mi pareja y yo hemos estado muy unidas y muy cercanas la una a la otra, y esto ha sido fundamental para vivirlo de una manera muy positiva, tanto en el primer caso, con el Embarazo, como en los siguientes tratamientos cuando una y otra vez el resultado ha sido negativo.

Ahora me siento como la mujer más feliz del mundo. Sé que es un tratamiento distinto a la forma en la que la mayoría de parejas conciben hijos, que es más duro, más complicado, se pasan más nervios; que a veces te sientes un conejillo de indias por todas las pruebas que te tienes que hacer, pero el resultado hace que todo se olvide y que pienses que es lo mejor que has hecho en tu vida.”

C: ¿Cómo te pareció el proceso, te causó mucho trastorno a nivel laboral, físico y psicológico?

V: “En nuestro caso, a nivel laboral sí que tuvimos problemas porque trabajábamos en la misma empresa y no fue fácil, pero ha valido la pena. A nivel físico, es un proceso que te va cambiando poco a poco debido a las hormonas que te inyectas, pero es ahora cuando más lo estoy notando, que mi cuerpo ha cambiado.

Psicológicamente, en el primer tratamiento todo fue muy bien, en los siguientes tratamientos tuvimos que acudir al departamento psicológico de CREA, y así poder “encajar” los continuos resultados. De todas formas, pienso que es fundamental acudir a los profesionales para este tema porque hay muchas dudas y nervios que se pueden enfocar de muchas maneras y con su ayuda se lleva mucho mejor.”

“Para mí es la mejor vida de todas, la vida al lado y junto a la pequeña Sofía. Sofía tiene ya 5 años, es una niña muy tímida pero con mucha personalidad, muy cariñosa y le gusta estar en todo momento aprendiendo cosas nuevas. Ella sabe, adecuado a su edad, que ella ha podido nacer porque un día conocimos a los doctores y fuimos a CREA. Definitivamente, Sofía es lo mejor que nos ha pasado en esta vida a mi mujer y a mí. Estamos muy felices, ya que hemos ‘CREAdo’ una familia preciosa con nuestra hija.”

Por último, le pedimos que os dedicara unas palabras a vosotr@s, nuestr@s futur@s papás y mamás:

“A otras parejas y futuras mamás me gustaría decirles que vale la pena absolutamente todo lo duro que es el proceso, y las veces que lo intentas y no sale el resultado esperado. Que estén muy unidos y que se pongan en las mejores manos que, por supuesto, para mí es en CREA. Que no piensen que por qué les ha tenido que pasar a ellos, sino que lo vean como algo distinto, como una manera diferente de concebir en la que participan más personas y que esas personas están ahí para siempre, en tu recuerdo, ya que te ayudaron a formar tu familia.”

Gracias a Victoria, Eugenia y Sofía por compartir vuestra experiencia en reproducción asistida. Y gracias, una vez más, por formar parte de la pequeña gran familia CREA. Sin duda, nos quedamos con sus palabras, que reflejan su cariño, fortaleza y positividad, porque estamos seguros de que muy pronto llegará el positivo.