Se encuentra usted aquí

Fecundación Combinada

Existen dos formas de realizar la inseminación de los óvulos: la forma convencional y la microinyección o ICSI.
En la forma convencional se añade una microgota de semen concentrado a cada uno de los pocillos donde están los óvulos.
En la microinyección se selecciona uno de los mejores espermatozoides, se inmoviliza la cola y se aspira con una aguja de cristal. El óvulo se fija con una micropipeta y por el lado opuesto se pincha con la aguja de cristal y se inyecta el espermatozoide dentro del óvulo.