Human brain illustrated with millions of small nerves

El Hipotálamo es una glándula hormonal del volumen de un guisante situado en el centro del cerebro, que controla y regula cada glándula y a la vez cada una de las funciones del organismo. Su función principal es la homeostasis, que es el proceso de devolver alguna cosa a la neutralidad, a su punto de partida.

Las funciones principales del Hipotálamo son regular:

–    los niveles de energía

–    los ciclos del sueño

–    la temperatura

–    la presión sanguínea

–    la función muscular

–    el sistema inmunitario

–    el comportamiento sexual

–    el hambre

–    etc.

 

El hipotálamo depende de factores externos y recibe la información a través de cada parte del cuerpo, a la vez que, continuamente cambia y reajusta las funciones del organismo.

 

La información proviene de varias fuentes: del nervio Vago, que informa de la presión sanguínea y de la distensión del estomago (cuando éste esta lleno); del tronco encefálico recibe información de la temperatura de la piel; del nervio Óptico recibe información sobre la luz y la oscuridad; y del Sistema Límbico y nervios olfatorios recibe información que le ayudan a regular las emociones, la comida y el comportamiento sexual.   

 

El Hipotálamo también tiene su propio centro de control de la regulación del sueño-vigilia, y la temperatura.

 

El Hipotálamo después de procesar la información envía instrucciones al resto del cuerpo de dos maneras. La primera es a través del Sistema Nervioso Autónomo (vía medula espinal) y la segunda a través de la Glándula Pituitaria (sistema endocrino).

 

Lo que hace es adaptar el individuo al entorno y a la situación donde éste se encuentre, equilibrando los dos medios, interno y externo. En situaciones  de conflicto emocional lo que hace es recibir información principalmente a través del Sistema Límbico y al procesarlo activa el organismo para hacer frente.  Inicialmente lo hará a través de cambios químicos en forma de emociones, sentimientos, intuiciones, sensaciones… y en el caso que éstas sean ignoradas por la Mente, el cuerpo activará el organismo creando síntomas, con el objetivo de protegernos y guiarnos, siempre. 

 

Cuando la situación se resuelve satisfactoriamente para el individuo, el Hipotálamo puede devolver el organismo a la neutralidad y los síntomas desaparecer.