Tiempo de lectura
5 minutes
Leído

Solo un 2% de la mujeres se hace un estudio para conocer su reserva ovárica

Abril 25, 2017 - 12:34
La mujer debe ser consciente de cuántos óvulos de calidad posee cuando decide ser madre más allá de los 35 años
Solo un 2% de la mujeres se hace un estudio para conocer su reserva ovárica

Eres mujer y tienes 35 años. Tu deseo de ser madre aumenta y decides que es el momento. Cuando acudes al médico las noticias no son buenas, tras varias pruebas, tu reserva de óvulos es muy pequeña. Una de las pautas de prevención, según los expertos, para tener más posibilidades de quedarse embarazada es que la mujer conozca su Reserva ovárica o capacidad de producir óvulos de calidad. Exactamente se conoce como reserva ovárica a la mayor o menor dotación folicular que tienen los ovarios de una mujer en un momento dado. Es un parámetro importante desde el punto de vista endocrinológico y reproductivo, ya que se trata de un concepto cuantitativo que guarda correlación con la calidad de los folículos y ovocitos disponibles.

En la actualidad cada vez más mujeres retrasan la maternidad. De los 25,2 años de edad media para tener el primer hijo de 1975 (primer dato disponible en el INE), a los 30,6 de 2014 (último dato), la evolución parece imparable. España es, junto con Italia (30,7), el país de la Unión Europea donde las mujeres son madres más tarde. Gracias a las diferentes técnicas de Fecundación In Vitro nacieron en nuestro país un total de 33.394 bebés en este periodo, según los últimos datos proporcionados por el Ministerio de Sanidad. La Seguridad Social costea tres intentos de FIV para las parejas que no pueden tener hijos, y solo lo cubre a mujeres hasta los 39 años. Necesitar más intentos o superar la edad estipulada lleva a muchas mujeres a clínicas privadas. La técnica más efectiva es la Donación de óvulos, según expertos de la Clínica Tambre.

La técnica conocida como Vitrificación de ovocitos, que consiste en el uso de nitrógeno líquido y que ha disminuido considerablemente el tiempo que transcurre entre extracción y vitrificación, es la única que posibilita a la mujer preservar sus óvulos para que puedan ser fecundados en el futuro, pero “un 44% de las mujeres no conoce que existen técnicas de preservación de la Fertilidad, por lo que un 98% de ellas ni se lo plantea”, según un último estudio de la Clínica Ginefiv, referente de reproducción asistida en nuestro país, denominado Conocimiento y hábitos de fertilidad de las mujeres.

“Conocer este dato es importante ante el deseo de concebir, pues esto aumentará las posibilidades de estar en cinta”, asegura el informe. La vitrificación de ovocitos debe aplicarse antes de los 35 años, para que los óvulos preservados sean de calidad y tengan las máximas probabilidades de ser fecundados en el futuro. El análisis de Ginefiv ha contado con una muestra de 300 mujeres entre los 18 y 50 años y los datos se recogieron en junio de 2016.

"Conocer la reserva ovárica también ofrece a la mujer la posibilidad de saber si es conveniente o no postergar la maternidad, si quiere ser madre biológica de sus hijos", explicó en la presentación del estudio la coordinadora de ginecología de la Clínica Ginefiv, la doctora Victoria Verdú, según informó EFE.

“Sí es verdad que tanto en Italia como en España existe muy poca información sobre la preservación de óvulos, por lo que muy pocas mujeres acuden al uso de esta técnica para ser madres en un futuro”, nos cuenta desde Italia la doctora Daniela Galliano, directora de IVI Roma. “La falta de información viene de los ginecólogos de base, que no transmiten esta posibilidad a las mujeres. Desde IVI estamos empezando a formar a estos médicos sobre esta cuestión, que facilita que las mujeres tengan más posibilidades de ser madres cuando lo desean”, continúa la experta. “Cada vez se están haciendo más cosas a este respecto. Por ejemplo, en IVI Madrid se está llevando a cabo una campaña gratuita para que las mujeres sepan lo que es la preservación de óvulos”, añade.

Según indica Galiano, “la mejor edad para conservarlos es cuanto antes mejor”. “De las 4.000 mujeres, incluidas mujeres con cáncer, que lo han realizado con IVI, unas 850 de ellas son solteras. La mayoría suele hacerse la preservación entre los 35 y 40 años”, continúa. "Yo, personalmente, vitrifiqué con 37 años y tuve mi hija a los 38 y varios meses. Hace ya casi un año", explica con ilusión la experta. Los especialistas en fecundación in vitro advierten que “la mujer debe tener en cuenta que a partir de los 35 años la reserva ovárica y la calidad de los óvulos se ven reducidas considerablemente, afectando directamente a la capacidad reproductiva de la mujer”.

Según explica Galliano, cuando una mujer decide preservar sus ovarios el primer paso es acudir a la consulta: "Allí el médico le hará una ecografía y unos análisis, sobre todo de la Hormona antimulleriana, proteína que es secretada por los folículos ováricos y sirve como medida indicativa de la reserva de la función ovárica de la paciente. Tras esta evaluación, se le trata con hormonas, en muy bajas dosis, de siete a nueve días". "Tras este tiempo, se observa el aumento de tamaño folicular de los óvulos y se extraen, mediante una cirugía con sedación -la experta específica que la mujer no sufre dolor en ningún momento-, y se hace una valoración en microscopio de la extracción. Se vitrifican solo los más maduros. La paciente, tras unas dos horas, puede volver a casa", argumenta.

“Estos óvulos vitrificados mantienen su calidad casi al 99%, y su conservación es para siempre”, concluye la experta. El precio medio de la intervención es de 2.000 euros.

Mujeres con cáncer que preservan sus óvulos

Los tratamientos contra el cáncer suelen ser muy agresivos y está demostrado científicamente que afecta a la capacidad reproductiva de la mujer, llevando a la Esterilidad en algunas ocasiones. Con el fin de evitar que una mujer con esta enfermedad no sea madre, la preservación de óvulos es una de sus mejores opciones. Desde IVI, se ofrece este servicio y de forma gratuita a estas pacientes. La extracción se realiza antes de que estas se sometan a los tratamientos de quimioterapia o radioterapia. Desde que empezaron el proyecto, ya han nacido 17 bebés sanos de estas madres, de las que el 65% ha padecido un tumor maligno de mamá. La mayoría tiene menos de 32 años.

'APPS' PARA CONTROLAR LA FERTILIDAD

Otras conclusiones que se desprenden del estudio de Ginefiv indican que el 57% de las mujeres desconoce cuáles son sus días fértiles y no llevan un control de su Ovulación, datos que son necesarios para conseguir quedarse embarazadas.

Hay muchas más apps, pero estas tres son muy útiles y te pueden orientar.

Quédate embarazada. Ginefiv ha desarrollado esta app gratuita que ayuda, entre otras cosas, a controlar los días fértiles y maximizar, mediante una calculadora de fertilidad, las probabilidades de éxito de todas aquellas parejas que están buscando un Embarazo por medios naturales. Además, cuenta con distintos parámetros de gran utilidad para afinar la determinación de dichos días fértiles, como por ejemplo la medición de la temperatura basal, la observación del moco cervical o el examen de ovulación.

WomanLog Calendar (en iTunes), esta app te permite incluir en el calendario todos los datos posibles, también los días en los que se tienen relaciones sexuales y de este modo planificarlas si buscamos el embarazo.

Kindara Fertility Tracker. Es otra completísima app gratuita con la que podrás monitorizar tu fertilidad mediante marcadores e indicativos habituales, como el moco cervical o la temperatura basal, y llevar un control automático para calcular tus mejores días.