La culpa siempre es de la mujer

El mito de considerar que la fertilidad es cosa de hombres y la esterilidad cosa de mujeres está desapareciendo poco a poco. Seguramente lleva la misma velocidad de cambio que el resto de las situaciones cotidianas que vivimos las mujeres en nuestra sociedad.
Me refiero a otros comentarios del estilo, como por ejemplo cuando las suegras y amigas de las mismas afirman “cómo lleva este chico los cuellos de las camisas desde que se casó”, “no tienen todavía hijos porque a ella le gusta mucho salir, viajar, el gimnasio… es un poco egoísta”, o “no tienen hijos todavía porque ella ha esperado demasiado y ahora ya tiene una edad…”
Tanto en el terreno social como en el campo reproductivo las mujeres todavía no nos hemos ganado la presunción de inocencia. Esa es la gran asignatura pendiente: Que la culpa no sea siempre nuestra, mientras no se demuestre lo contrario.
Instituto Marques