Sperm cells reaching fertilizing the egg

El estudio de la esterilidad debe ser lo más completo posible para establecer un diagnóstico y consecuentemente instaurar el tratamiento oportuno, como en cualquier problema médico. Y el estudio se debe completar, salvo que en el camino, como ocurre frecuentemente, quede la mujer embarazada. La planificación que nosotros recomendamos es como sigue: 1ª visita: historia, exploración, citología, cultivos, ecografía transvaginal, y solicitud de seminograma en el varón, y en la mujer: control de temperatura basal diaria, analítica general y hormonal, y luego, realización de histerosalpingografía. 2ª visita: test postcoital, repetir ecografía transvaginal y valoración de datos previos. Solicitar eventual repetición de seminograma, cariotipo o envio a urólogo-andrólogo en lo que respecta al varón; y en la mujer, seguir el control de temperatura basal y valorar necesidad de otras exploraciones o tratamiento si hay alguna infección, por ejemplo. 3ª visita: valorar lo previo y programar laparoscopia diagnóstica y cromopertubación.Tras ese estudio, estaremos en condiciones de recomendar las pautas de tratamiento más adecuadas para cada caso y cada pareja concreta.